Es caro ser pobre: la historia de Matin Tamizi y la fintech Cuenca

Matin Tamizi ha sido un inmigrante prácticamente toda su vida. Nacido en Irán, salió de su tierra Natal para emigrar a Estados Unidos.  En sus primeros años en aquel país, junto con una buena parte de su familia, estuvieron indocumentados.  Matin conoce de cerca lo que es sufrir dificultades financieras, sabe que ser pobre e indocumentado acarrea una serie de costos altos y no duda en decir: “ser pobre es caro”, en referencia a la falta de acceso de las familias menos favorecidas a productos y servicios financieros.

Matin es una persona muy joven y entusiasta, un verdadero apasionado por lo que hace.  Desde hace muchos años, cuando se graduó en Ciencias de la Computación por la Universidad de Maryland en College Park, tenía como sueño fundar una Fintech.  Digamos que él ya era un ferviente entusiasta de las Fintech, mucho antes de que éstas estuvieran de moda.  Una Fintech es una empresa startup que utiliza ampliamente la tecnología para crear y ofrecer servicios financieros innovadores.

Matin Tamizi, CEO Cuenca
Matin Tamizi, CEO Cuenca

Al salir de la Universidad, Matin hubiera elegido fundar una Fintech, pero ese sueño tuvo que esperar.  En una familia de inmigrantes, era prioridad tener un trabajo estable por encima de sus deseos de emprender.  Más allá de sus primeros trabajos, cuando le fue posible, se compró un boleto de avión y se fue a Silicon Valley a trabajar en startups.  Después de varios trabajos, llegó a ser el cofundador y CEO de Balanced. Bajo el liderazgo de Matin, Balanced fue una empresa enfocada en el financiamiento de marketplaces y de crowdfunding.  Balanced llegó a procesar más de 500 millones de dólares de transacciones de tarjetas de crédito y la misma cantidad en transacciones interbancarias, durante el año 2014.  Balanced fue exitosamente vendida a otra Fintech, del mismo mercado, en una operación privada.

¿Y qué hace un emprendedor exitoso en un mercado como Fintech, en México? Matin cree que los dos grandes territorios del mundo para penetración de las Fintech son África y América Latina. Los dos territorios poseen grandes oportunidades dado el bajo nivel de bancarización de la población.  Sin embargo, las oportunidades en África son muy diferentes a las de América Latina.  En África, una buena parte del problema son los niveles tan bajos de ingreso; mientras que, en América Latina, el problema consiste en la decisión de las personas de no hacer uso de los servicios que ofrecen las instituciones bancarias. Es decir, Matin afirma que muchas personas con capacidad económica suficiente simplemente prefieren usar el dinero en efectivo.

Dinero: el verdadero enemigo a vencer

 México es una de las grandes economías del mundo y, a diferencia del resto de las economías en este grupo, es un mercado en el que el número de transacciones en efectivo crece, mientras que, otros mercados, maduros y emergentes, ven crecer rápidamente sus transacciones electrónicas, en México, seguimos prefiriendo el efectivo.  Para Matin, está clara contradicción se explica por la facilidad de uso del dinero; el colchón en casa no nos pide un saldo mínimo, no nos cobra cada por hacer retiros, ni por la utilización de sus servicios.  Y como lo dijo Matin, “ser pobre es caro”, por lo tanto, los cargos por servicios y comisiones de muchos bancos, en sus cuentas más básicas, terminan siendo muy onerosos. Matin ve que, incluso, algunas personas que están bancarizadas en México, por ejemplo, para recibir su pago de nómina, sólo usan sus cuentas para retirar todo el saldo en los días de pago y se manejan con efectivo durante todo el mes.

La fundación de Cuenca

Siendo el dinero y, su fiel aliado, el colchón, los reyes en medios de pago en México, Matin los ve como el real enemigo a vencer.  Matin llegó a México, dejando su residencia en Madrid para fundar Cuenca, un servicio de banco virtual que busca competir con el efectivo.  Cuenca se promociona como “la única cuenta que necesitas” que brinda un servicio de virtual, a través de una aplicación para teléfonos móviles.  Todos los servicios de esta Fintech son proporcionados a través de la aplicación; no hay sucursales, ni cajeros automáticos.

El servicio que brinda Cuenca está basado en varios pilares básicos.  Abrir una cuenta no tiene costo y el proceso se hace rápidamente con cualquier identificación oficial (INE, pasaporte mexicano o extranjeros, entre otras). El proceso completo lleva menos de 5 minutos y una vez que se posee la cuenta de Cuenca, no hay ningún saldo mínimo.  Hoy en día, se pueden hacer las siguientes operaciones: recibir dinero vía SPEI (la cuenta tiene asociada una CLABE interbancaria), enviar dinero vía SPEI y hacer pagos de servicios para un creciente número de proveedores.  Además de los servicios de manejo de dinero, se ofrece con la cuenta, una tarjeta de débito.  Ninguno de los servicios de envío y recepción de dinero, ni de pago de servicios, tiene costo.  Esto es consistente con la estrategia de la compañía, de competir con el efectivo.

La tarjeta de débito tiene dos modalidades asociadas a ella:  al abrir la cuenta Cuenca, ya viene una tarjeta de débito virtual, que puede ser utilizada en pagos en Internet, por ejemplo, en Amazon, Uber, tiendas de e-commerce, entre otros.  Una tarjeta virtual tiene todos los mismos números (número de tarjeta, fecha de expiración y código de seguridad) que una tarjeta de plástico, pero no existe un plástico (los océanos lo agradecen).  También se puede solicitar una tarjeta de débito común, que es entregada, en 90 minutos o menos, en cualquier lugar de la Ciudad de México y la solicitud del plástico se hace a través de WhatsApp.  El horario de atención es bastante amplio, incluyendo sábados y domingos. El envío de la tarjeta puede ser a casa, oficina o a cualquier lugar en el que se vaya a estar durante los 90 minutos de plazo, por ejemplo, un restaurante es una opción.

La creación de la marca de Cuenca

Regresemos a la estrategia de la compañía, el dinero es el gran enemigo por vencer. Matin Tamizi cree firmemente que muchas personas en México optan por no usar a los bancos, por lo tanto, alternativas de servicio diferentes pueden ser un gran incentivo para bancarizarse. De todos los bancos que existen en nuestro país, si uno se enfoca solamente en los bancos que atienden a personas físicas y que tengan un ofrecimiento hacia amplios sectores de la población, veremos que realmente no hay tantas opciones.  Matin piensa que esa es la gran oportunidad para las Fintech en México, ofrecer opciones reales a los Bancos tradicionales y al colchón.

Cuenca es una compañía que tiene fondeo por parte de grandes inversionistas institucionales; los principales inversionistas son de Silicon Valley, como Andreessen Horowitzy y la latinoamericana Kaszek. Muchos de ellos, no tienen otras inversiones en México, ni en América Latina.

La construcción de la marca de la Fintech está cimentada en dos grandes columnas, tener un producto excelente, lo que hace que las inversiones en las plataformas tecnológicas de Cuenca sean prioritarias.  Cuenca posee su infraestructura en la Nube, usando la oferta de Amazon Web Services.  La aplicación de banca virtual está disponible tanto en IOS como en Android.  Utiliza un ambiente de desarrollo que permite codificar una sola vez y después compilar hacia IOS y Android, por separado.  Además del desarrollo del producto, la otra columna de la estrategia es el servicio, que hace que Matin se sienta orgulloso de sus colaboradores.  Para el servicio, muchas de las interacciones de soporte a clientes se dan vía WhatsApp, lo cual ha sido muy bien recibido por los usuarios. Los clientes prefieren intercambiar mensajes con el personal de soporte de Cuenca y no esperar en una línea telefónica para ser atendidos.

La “publicidad”, para desarrollar la marca, está siendo fundamentalmente desarrollada por los propios usuarios.  Cada día se generan, de forma espontánea, un cierto número de stories en Instagram o Facebook por usuarios que, sorprendidos por recibir en 90 minutos su nueva tarjeta de débito, suben sus historias haciendo el “unboxing” de su tarjeta Cuenca y no es para menos, el porta tarjeta fue hecho por artesanos de la comunidad de Tenango de Doria, Hidalgo.  La funda es muy bonita y le da un toque cultural y de apoyo a esta comunidad.  Los Instagram stories y reviews positivos sobre Cuenca llevan una narrativa con un impacto orgánico de “Word of Mouth” en redes sociales que, probablemente, ninguna estrategia de publicidad pagada podría hacer.

El caso de Cuenca es extremamente interesante, tanto desde el punto de los que amamos a las startups mexicanas, como desde el punto de vista de marketing

La moraleja es: crea un excelente producto y súmale un soporte al cliente superior y deja que el mercado hable por ti.  Tan simple que, a menudo, se nos olvida.

About the author

Ricardo Carreón es uno de los líderes en temas de tecnología, transformación digital e innovación en México y Latinoamérica. Se graduó en diciembre de 1989 como Ingeniero en Sistemas Computacionales del Instituto Tecnológico y de estudios Superiores de Monterrey (ITESM Monterrey). Ricardo inició su carrera en las áreas de Servicios Educacionales y de Marketing en Digital Equipment Corporation. Más tarde, ocupó cargos directivos en Novell de México, hasta llegar a ser el Director General. En 1999, se integró a Intel Corporation, en donde hizo una carrera de 9 años, en los cuales, ocupó posiciones directivas en las áreas de marketing y ventas hasta llegar a ser Director General de México y, más tarde, Presidente de América Latina, basado en Sao Paulo. En 2013, Ricardo dirigió la División de Hospitality de NCR Corporation, primero para Brasil y después para América Latina. En 2016, se convirtió en Vicepresidente para América Latina de Sabre Corporation. Ricardo Carreón es uno de los lideres más exitosos de la industria de tecnología en Latinoamérica y, actualmente, es Consultor, Autor y Conferencista especializado en temas de tecnología, transformación digital e innovación en los negocios y en Gobierno.

Related

JOIN THE DISCUSSION

Comments

  • Hector Jacales septiembre 18, 2019 at 9:29 pm

    Cuenca es una propuesta seria y solida, yo ya abrí mi cuenta hace unos meses y sin problemas.

    Reply
  • La batalla por la banca móvil en México – ricardocarreon.tech noviembre 20, 2019 at 4:41 am

    […] brindan servicios de banca móvil. El sector recibió una inyección de optimismo con la llegada de Cuenca en 2018, fundada por el iraní Matin Tamizi. Cuenca tiene el respaldo de varios fondos […]

    Reply